Soberbia actuación de Antoine Griezmann instala a Francia en cuartos de final

En la apertura de la jornada dominical de octavos de final en la cuarta serie en disputarse en la ciudad de Lyon, Francia tuvo que batallar para imponerse a la República de Irlanda y regresando en el marcador con un doblete de Antoine Griezmann logró imponerse a los irlandeses que se habían adelantado desde los dos minutos del compromiso.

El partido inició en el Parc Olympique Lyonnais y casi que de inmediato fue sancionado un penal para Irlanda tras una clara falta de Paul Pogba en menos de minuto y medio de haber iniciado el juego, la imprudencia del jugador de la Juventus fue transformada en gol por Robert Brady que en tan solo dos minutos estaba haciendo pagar a los franceses su desconcentración.

El gol de Irlanda no hizo reaccionar de forma inmediata a los dirigidos por Didier Deschamps ya que durante el primer lapso, a Francia le costó organizarse para llevar peligro al arco irlandés que se supo defender bien y cuando tuvo la oportunidad de ir al frente lo hizo en forma ordenada, inquietando en par de ocasiones la portería de Hugo Lloris, mientras que en la cabaña de Darren Randolph hubo acción pero no la suficiente como para que el guardameta del West Ham United fuera batido durante esta etapa.

Para el complemento el equipo francés salió mucho más enchufado sabiendo lo que se estaba jugando, y ante su público no podía darse el lujo de quedar fuera antes de tiempo, así que salió mucho más ofensivo presiono a la defensa rival desde los primeros minutos de la segunda etapa e intentó darle un tratamiento más ágil al balón.

Dicho juego deparó en la primera anotación antes del primer cuarto de hora del segundo tiempo, sobre 57 minutos Bacary Sagna envió un centro preciso al corazón del área que Antoine Griezmann cabeceo de forma perfecta venciendo la resistencia de Randolph que veía como se empataba el juego, con todavía muchos minutos por disputar.

La primera anotación lleno de confianza a los galos, y la segunda conquista no se hizo esperar ya que tan solo cuatro minutos después cayó el segundo gol para Francia en donde en un pelotazo largo Oliver Giroud sirvió de pivot para bajarle el balón a Antoine Griezmann que venía entrando por el centro, y este se encargó de definir de gran forma para batir por segunda ocasión el marco de los irlandeses y poner en ventaja a su selección.

Con el marcador ya en ventaja, Francia tuvo ocasiones para liquidar el partido con un tercer gol, pero el mismo nunca llegó pese a que Griezmann y Gignac que ingresó en el compromiso contaron con ocasiones claras, incluso más aún cuando Irlanda se quedó con diez hombres al minuto 66 tras la expulsión de Shane Duffy. Pese a esto el marcador no se modificó y Francia alcanzó los cuartos de final tras haberlo hecho hace cuatro años atrás en la edición de Polonia/Ucrania.

La selección francesa disputará su serie de cuartos de final hasta el próximo domingo 3 de julio en el Stade de France de Saint Denis ante el ganador del duelo entre Inglaterra e Islandia, mientras que la selección irlandesa volverá a ver acción hasta la eliminatoria europea rumbo a Rusia 2018 que iniciara en setiembre e Irlanda visitará la ciudad de Belgrado para medirse ante Serbia.