Italia da la nota en el grupo de la muerte

La selección italiana abrió con éxito su participación en la Eurocopa de Naciones esta tarde al vencer al que en el papel es la selección, más complicada del sector E, la selección belga a la cual derrotó por dos goles a cero.

En un juego en que la selección italiana supo aguantar y resistir los embates de los diablos rojos, los dirigidos por Antonio Conte supieron ser peligrosos en los momentos justos y lograron ser contundentes de cara al arco de Thibaut Courtois y liquidaron el pleito con anotaciones de Emanuele Giaccherini cuando transcurrián 32 minutos de la etapa inicial tras un gran servicio del defensor de la Juventus Leonardo Bonucci.

El orden fue primordial para la azurra como lo suele ser su filosofía a través de los tiempos, y la misma prevaleció en el complemento, ya que Bélgica intento inquietar en múltiples ocasiones sin embargo sin el peligro suficiente para batir la cabaña del veterano de mil batallas Gianluigi Buffon. Prevalecer con la portería en cero le dio la oportunidad a los italianos de liquidar el partido en las postrimerías del mismo en un contragolpe en el cual Antonio Candreva asistió de gran forma a Graziano Pelle quien empalmó la pelota de tijera y  la envió al fondo para dejar tendidos a los belgas que jugaban su primer partido de Eurocopa desde el año 2000.

En el otro partido del grupo a primera hora en el Stade de France, Irlanda y Suecia no pasaron del empatea un gol, en un juego que encontró las anotaciones hasta la etapa complementaria.

La primera anotación del compromiso llegó para los irlandeses, que anotaron por intermedio Wesley Hoolahan a los 48 minutos de partido con la asistencia de Seamus Coleman.

Minutos más tarde llegó el empate sueco en una acción individual de Zlatan Ibrahimovic, donde el crack nórdico envió un centro al área el cual fue cortado por Ciapran Clark quien ingresó el balón en propia puerta, para la anotación de Suecia. El juego no tuvo mayor incidencia durante los minutos finales, y hubo reparto de puntos en Saint-Denis.

La próxima fecha de este llamado grupo de la muerte será disputada entre viernes y sábado, el día 17 a las 7 de la mañana hora nacional, Italia se medirá a Suecia en la ciudad de Toulouse, mientras que el día siguiente en el mismo horario, Bélgica intentará sumar sus primeros puntos de la competencia en Burdeos ante el representativo irlandés.