Hungría regresa a la escena internacional con gran victoria

La selección húngara hace historia en su debut en la UEFA Euro 2016, ya que no jugaba un torneo grande desde el mundial de México 86 y no participaba en el torneo europeo de naciones desde la edición de 1972, más de 40 años tuvieron que pasar para volver a ver una celebración Magyar en el viejo continente y lo logró en la tarde de Burdeos al imponerse dos goles a cero a la selección austriaca.

El partido tuvo un desarrollo sumamente parejo en la etapa inicial, donde ambas selecciones intentaron manejar el medio campo y se contrarrestaron entre si ya que figuraron más las recuperaciones de balón  que los remates al marco, finalizando ambos equipos con prácticamente la misma posesión de pelota.

En el complemento el cuadro húngaro demostró un mejor fútbol que sus vecinos intentando ser más ofensivo y buscando con más frecuencia la portería rival y a los 17 minutos del complemento encontró el gol que lo puso en ventaja por intermedio de Adam Szalai con asistencia de Laszlo Kleinhesiler luego de que Hungría armó una jugada de varios toque previos al gol desde el fondo de la cancha.

Las insinuaciones sobre la cabaña de Robert Almer fueron constantes, y Hungría pudo encontrar el gol con el que ratificó el triunfo en un contragolpe que definió Zoltan Stieber tras el pase de Tamas Priskin, en una acción donde Stieber con gran toque pasó el balón por encima del cuerpo de Almer que nada pudo hacer en la anotación.

Este triunfo llena de confianza a los dirigidos por Bernd Storck ya que podrían sellar su pase a octavos de final el sábado cuando se midan a la selección de Islandia, mientras que Austria deberá replantearse y mejorar su funcionamiento para intentar sumar sus primeros tres puntos cuando se mida a Portugal.