Estados Unidos desnuda a la selección nacional y gana 4-0

El partido en el Soldier Field Stadium de Chicago sirvió para desnudar las falencias de la tricolor que fue estéril en su intento por agredir la portería defendida por Matt Cusack a pesar de tener en gran parte la posesión de balón. La sele realizó solo 5 disparos (1 directo) a pesar de haber tenido la posesión de balón en un 59%.

El partido empezó rápido, ambos equipos intentaban hacer valer sus condiciones para ponerse al frente en el marcador. Sin embargo recién al minuto 8, después de una buena jugada y disparo de Joel Campbell, el árbitro Roddy Zambrano de Ecuador sentenció un penal en contra de Costa Rica. Clint Dempsey no perdonó y puso a los suyos al frente en el marcador.

Con eso la sele intentó controlar el partido, controló la posesión de balón con pases cortos y largos, transiciones de lado a lado y desdobles y centros, faltó precisión en último cuarto de cancha y esto se pagó muy caro porque la selección estadounidense se aprovechó de los constantes errores en los pases nacionales para contra atacar a gran velocidad y sorprender a la zaga nacional en reiteradas ocasiones mal posicionada.

Ejemplo de esto fue que al minuto 36 tras un error de salida de Óscar Duarte y un gran despliegue a velocidad con balón de Clint Dempsey que asistió a Jermaine Jones Estados Unidos amplió las diferencias con un remate certero del lateral.

Costa Rica lo siguió intentando y tuvo una gran opción tras un centro de Saborío (quien había entrado de cambio por el lesionado Marco Ureña) que Joel Campbell no pudo cerrar. Esta fue la tónica de los siguientes minutos, puesto que un par de jugadas después el equipo costarricense volvió a equivocarse en la salida y Estados Unidos sentenció el partido 3-0 tras una media vuelta de Wood, un golpe letal emocionalmente a tan poco tiempo de finalizar el primer tiempo.

A la selección nacional le faltó madurez para mantener la calma en la toma de desiciones en el último cuarto de cancha y esta continúo siendo la tónica durante todo el partido. Costa Rica tuvo el balón todo el partido pero fue incapaz de crear peligro mientras que el equipo de las barras y las estrellas supo golpear en los momentos indicados para dejar a su rival contra las cuerdas.

Cerca de finalizar el encuentro Estados Unidos amplió la diferencia 4-0 a través de Graham Zusi, y así Costa Rica se llevo su peor derrota desde el 22 de enero del 2014 cuando perdió 4-0 contra Chile en un amistoso internacional.