Clubes ticos con distintos panoramas de cara a la Liga Concacaf 2019

El pitazo final de la campaña 2018-2019 se dio el miércoles anterior en Ciudad Quesada mismo que arrojó un nuevo campeón del fútbol de Costa Rica y que por ende tendrá su debut en competiciones internacionales oficiales con la Liga Concacaf que arranca en julio próximo pero ¿Qué debemos esperar de esta competición? y sobretodo ¿Cuál podría ser el camino de los clubes ticos dentro de la competencia?

Es importante primero determinar que la Confederación de Norteamérica ,Centroamérica y el Caribe de Fútbol (CONCACAF) modificó sus competiciones de clubes desde la temporada 2017-2018, sustituyendo la fase de grupos que existía en la Liga de Campeones de CONCACAF por dos torneos distintos jugados en semestres diferentes siendo uno clasificatorio del otro y jugados exclusivamente a rondas de eliminación directa.

 

(Imagen de la serie final de Liga Concacaf 2018 entre Herediano y Motagua)

Dentro de las novedades para la temporada 2019-2020 donde se jugará la tercera edición de la Liga CONCACAF sobresale principalmente que se ampliará el cupo de clubes participantes de 16 a 22 en una etapa donde solo jugaban clubes del Caribe y de América Central se le unirá el campeón de la Canadian Soccer League, siendo la primera vez que el fútbol canadiense cuente con una liga propia.

La principal novedad para la nueva temporada será el hecho de que los clubes centroamericanos no contarán con presencia directa dentro la Liga de Campeones de 2020,plaza con la que sí cuenta el Caribe ya que el campeón de esta subregión asiste de forma directa estando instalado para dicha instancia el Portmore United de Jamaica.

Por lo que todos los clubes del istmo usarán  esta competición como torneo clasificatorio para el máximo torneo del área otorgándose así seis cupos desde la Liga CONCACAF hacia la Liga de Campeones, donde los clubes de Centroamérica tendrán como mínimo dos de esos cupos al existir 18 clubes compitiendo de América Central, tres clubes compitiendo por el Caribe y uno norteamericano en este caso Canadá.

Otro de los aspectos que cambiará para este certamen será el hecho de que existirá una ronda preliminar ya que en las dos versiones anteriores todos los clubes iniciaban desde los octavos de final, en esta ocasión 12 de los clubes iniciarán desde la ronda previa y 10 lo harán previamente sembrados en octavos de final, pero ¿Cuáles serán estos clubes? ¿Cuáles podrían ser los cruces?

La temporada 2018-2019 está a punto de finalizar en cada una de las ligas del área, con resoluciones pendientes principalmente en Panamá, Guatemala y Canadá. Ya hay 19 de 22 equipos oficialmente clasificados para la competición, cabe resaltar que la Liga Promerica de Costa Rica al ser una de los mejores rankeadas en el área contará con dos cupos para los octavos de final y solo un equipo viniendo desde la previa al igual que los clubes panameños y hondureños.

Estos son los clubes que jugarán desde la preliminar, siendo estos los del bombo 1 mismos que cerrarán en casa esta primera serie para intentar acceder a octavos de final donde habrá 10 equipos esperando rival.

Este será el bombo 2 donde se ubican seis rivales posibles para el Deportivo Saprissa, en una serie que cerrará en el estadio morado. El campeón canadiense es el único que se mantiene bajo incógnita ya que tanto en Guatemala y Panamá todavía queda pendiente la definición sin embargo solo podrían ser esos dos equipos (cuadro) que accedan a esta competición regional.

Una vez superada esta etapa los ganadores de estas series se medirán a los equipos ubicados en un nuevo bombo donde se encuentran los ocho mejores sembrados en este caso principalmente los campeones de Costa Rica, Honduras, Panamá, Guatemala y El Salvador.

Cabe destacar que los equipos de este bombo cerrarán sus series siendo locales en el juego de vuelta, donde los goles de visita pueden marcar diferencia en caso de empate en el marcador global y donde se pueden producir enfrentamientos entre clubes de un mismo país.

Además de los seis ganadores de la ronda previa que se enfrentarán a los clubes sembrados están el Waterhouse de Jamaica como subcampeón de la Copa Caribeña de Clubes y Managua FC de Nicaragua como el mejor campeón de la temporada en suelo pinolero.

Esta sería entonces la conformación de los bolilleros tanto para la ronda preliminar como para los octavos de final, en futboldecostarica.com hicimos el experimento y realizamos un sorteo con todos los parámetros que utilizará CONCACAF y este fue el resultado:

Así se visualiza el cuadro entero con los 22 clubes de cada país con solo tres por confirmar.

Así se ve el cuadro con solo dos series confirmadas de octavos de final y con seis equipos esperando rival, en busca de alcanzar los cuartos de final donde se definirán los boletos hacia la Liga de Campeones, los vencedores de esta ronda estarán automáticamente en el máximo torneo del área junto con los equipos de la Liga MX y MLS sin importar la posición en la que ubiquen al final del mismo.

Los dos boletos restantes saldrán entre los equipos perdedores de cuartos de final, donde los clubes con más puntos o mejor diferencia de gol pese haber sido eliminados son los que estarán en el primer semestre de 2020.

Analizando nuestro experimento basándonos en el cuadro, el camino para el Deportivo Saprissa sería relativamente accesible teniendo que vencer al Capoise de Haití para acceder a los octavos donde lo esperaría hipotéticamente el San Francisco de Panamá en una serie donde los morados cerrarían sí o sí   fuera de casa por venir desde la previa, de superar a los panameños, el posible rival sería el Alianza de El Salvador y de vencer los morados estarían en Liga de Campeones dado el ejemplo y buscarían tras esto el título del certamen ya con la clasificación asegurada al máximo certamen regional.

Continuando con el ejemplo el camino de San Carlos y Herediano luce ligeramente más complicado ya que los norteños enfrentarían posiblemente al equipo panameño que se clasifique a octavos de final cerrando la serie en el país a la espera del aval del Carlos Ugalde para esta competición de lo contrario tendría que disputar su serie en algún recinto del Valle Central, suponiendo que los “Toros del Norte” avancen tendrían que medirse hipotéticamente al Club Sport Herediano por un espacio en Liga de Campeones.

Los heredianos tendrían que superar al Marathón o al equipo guatemalteco que acceda cerrando la serie en el Rosabal Cordero para jugar ante los norteños donde el fútbol de Costa Rica quedaría eventualmente diezmado al darse un cruce a esta altura del torneo y donde sólo podrían asistir ambos clubes a Liga de Campeones si se produce un margen estrecho entre ambos para el que quede en el camino pueda clasificarse como uno de los dos mejores perdedores.

Establecido el panorama, quedará esperar el sorteo oficial a realizarse en las próximas semanas para determinar el camino de los clubes costarricenses y ver si es factible ver a los tres representantes de nuestro balompié en la próxima edición de la Liga de Campeones de CONCACAF 2020.

La última vez que Costa Rica contó con ese número de participantes en dicho torneo fue en la temporada 2014-2015 cuando Saprissa alcanzó los cuartos de final y tanto Alajuelense como Herediano alcanzaron las semifinales.