Bélgica liquida en los últimos minutos y es el nuevo invitado a cuartos

La selección de Bélgica se impuso cuatro goles a cero a la selección de Hungría en una trabajada victoria por más que el marcador refleje lo contrario, ya que los diablos rojos anotaron tres anotaciones del minuto 78 en adelante en un juego que se complicó más de la cuenta para los dirigidos por Marc Wilmots.

El juego inició con una selección belga que presionó e intentó ir al frente y abrió la cuenta muy temprano ya que en tan solo 10 minutos de compromiso Toby Alderweireld logró conectar de cabeza un gran centro desde la izquierda de Kevin De Bruyne en la ejecución de tiro libre, dicho remate dejó sin posibilidades a Gabor Kiraly que vio como sus compañeros no lo asistieron en la marca en dicha jugada.

El juego transcurrió con mayor posesión de los húngaros en buena parte del compromiso e incluso llegó a inquietar al guardameta Thibaut Courtois en más de una ocasión, sin embargo ninguno de los intentos magyares terminaron en el fondo de la redes, y conforme más avanzaba el tiempo sin encontrar el gol, más se fueron abriendo sus líneas y esto lo aprovechó de gran forma Bélgica que falta de 12 minutos encontró la segunda anotación que ponía tierra de por medio entre ambas selecciones por medio del recién ingresado Michy Batshuayi que recibió una asistencia de Eden Hazard desde el costado izquierdo, Batshuayi jugador del Marsella francés quedó de cara portería y solo tuvo que empujar el esférico para batir nuevamente a Kiraly. Inmediatamente después de este gol cayó el tercero en una descolgada de Hazard que se abrió espacio entre la defensa húngara y cruzó su disparo dejando sin opciones a los húngaros que llegaban a este compromiso como líderes de grupo.

Bélgica completó la goleada al 90 +1 con la anotación de Yannick Ferreira Carrasco en un nuevo contragolpe que montaron los diablos rojos, el jugador del Atlético de Madrid definió de gran forma con la asistencia de Radja Nainggolan. Esta victoria mete a Bélgica en cuartos de final donde buscará ante Galés meterse a semifinales por tercera vez en su historia al conseguirlo en las ediciones de 1972 disputada en su país y en 1980 en torneo que se celebró en Italia. El duelo ante los británicos será el próximo viernes 1 de julio en el Estadio Pierre Mauroy de la ciudad de Lille. Mientras que Hungría volverá hasta setiembre a competencia en la eliminatoria rumbo al mundial donde deberá enfrentar a las Islas Feroe, en un grupo que se completa con Andorra, Letonia, Portugal y Suiza rumbo a Rusia 2018.