Alemania golea 3-0 a Eslovaquia y espera rival en cuartos de final

En el segundo partido de la jornada dominical de los octavos de final de la Eurocopa, Alemania se deshizo relativamente fácil de una Eslovaquia que lo intentó pero no supo sobreponerse a la superioridad técnica y táctica de su rival. El partido finalizó con un marcador de 3-0, los goles teutones fueron obra de Jerome Boateng (8′), Mario Gomez (43′) y Julian Draxler (63′).

Alemania empezó el partido dominando las acciones, era dueña de la pelota e intentaba buscar caminos hacia la puerta eslovaca. Duró poco para entrar en calor la máquina alemana, y encontraría su primer recompensa en el marcador tan solo al minuto 8′, después de un despeje de cabeza de la zaga eslovaca que le quedó servido a Boateng, que con un potente y preciso remate al ángulo inferior del marco de Kozácik, pusiera el 1-0 en el partido.

Con el gol Alemania entró en confianza y empezó a ser mucho más preciso en su juego. Con el pie totalmente metido en el acelerador, su dominio era abrumador para los eslovacos quienes tan solo 5 minutos después se encontraban con un penal en contra tras un empujón Skrtel a Mario Gomez. Mesut Ozil falló, Kozácik pudo despejar un remate que salió centrado, pero Eslovaquia no parecía poder sacudirse del dominio aleman quienes siguieron intentando ampliar el marcador. Eslovaquia tuvo un par de ocasiones claras a contragolpe que no pudieron definir, pero Alemania era dueña del accionar.

Justo cuando parecía que Alemania le perdonaba la vida a su rival antes del descanso apareció Mario Gomez en el centro del area, tras un gran desdoble por izquierda de Draxler, quien dejó a 2 rivales plantados en  el cesped del Pierre Mauroy, en Lille. Merecido 2-0 para irse al descanso con el partido casi sentenciado.

En el segundo tiempo Eslovaquia salió a buscar un gol que les metiera en el partido, y los primeros minutos vieron como los eslovacos le quitaron la pelota a Alemania y tomaron el control de las acciones. Entre las imprecisiones propias y un titánico Manuel Neuer se aseguraron de que esto no sucediera, y cuando mejor se veía Eslovaquia en el partido, llegó el tercer gol alemán tras un disparo de volea de primera intención, sin dejarla caer por parte de Draxler. Un autentico golazo.

Con el tercer gol Eslovaquia bajó un poco los brazos, y Alemania se dedicó a cuidar el resultado y las piernas para el partido de cuartos de final el próximo sábado, donde esperan al ganador de la serie entre España e Italia.